martes, 6 de mayo de 2008

los héroes griegos son los únicos que desafían al músculo de la mirada poética, que es el esternocleidomastoideo.

lo mío con los toros, o lo de los toros conmigo, es de una dualidad extraña.

hace ya...cogía mantones de manila (¿pq son de manila los mantones de manila? podrían ser de teruel o de ninguna parte...) o toallas, vamos lo que me pillara más a la muñeca, y daba unos pases en el pasillo de mi casa a un toro invisible que quizá fuera el futuro hecho metáfora.

pensaba que, una vez en el tendido, disfrutaría de algo que hoy me parece tan cruel como la performance de uno de estos artistas contemporáneos, alguien que ya no sabe que inventarse para girar más la tuerca, que quiere hacernos mostrar la agonía de un ser humano en directo (ya son ganas de tocar las pelotas).

una vez en el albero, y comprobado mi propio horror, por poco salen mis patas por entre las piernas de los que allí se daban cita.

hoy quiero ver al torero con barba, al que se suicida (sin conseguirlo) cada tarde, al que no lleva estampitas ni abalorios en su ajuar de hoteles, a ese que seguro es atlético-antimadridista y le gusta el cine en v.o.

a ese que, en palabras de jesús del pozo (que ya va aprendiendo de la prosa sutil y canalla de mi adorado umbral), es un matador "que tiene, como el estóico puro, la tensión interior, la búsqueda de la perfección, que tal vez piensa, como aquellos, que quien aprende a morir desaprende a servir".

es en estos casos cuando los puros cortando el aire relajado de liturgia, las chatis rubias bronceadas y acompañadas de un señor mayor y los negocios aposentados en almohadillas se tornan a un pulso que va en serio y no en los espectáculos de lanzamiento de bragas en corridas monotemáticas de hedonismo primaveral.

quiero ver a ese hombre, casi religioso, que promulga un celibato sin clerigman pero con la autenticidad de la guerrilla de los cristianos sin iglesia y entonces, quizá, regrese al futuro invisible del pasado pasillo de mi casa infantil.

solo un hombre enfrentándose a "ese montón de odio negro", el cual tiene colgado desde su nacimiento el sambenito del nacer para morir, que es un toro.

josé tomás, a ver si nos cruzamos un día de estos...

iba a poner take a bow de la reina, pero me desmarcaré (como una recortadora profesional :) con algo que va a revolucionar las pistas...próximamente en sus auriculares...



besos y abrazos

2 comentarios:

tania dijo...

Aquí la infatigable... jeje.. esa soy yo...

Que menos que dejar comentarios a mi sinfoneta... con esas disquisiciones morales en las que te enfrascas y lo bien que las hilas con los detalles más minúsculos... será que soy tu fan??.. jajaja.. pero no tan al estilo gruppy.. lo mio es más admiración intelectual, jeje...

Que si, que también sabes goglear muy bien...

Toma piropo nenita :)

sinfonía agridulce dijo...

hey tania, me vas a tener q proponer temas para escribir...te los aceptaría ;)

bss