miércoles, 28 de mayo de 2008

elogio de la amistad, parte 3ª (porque no hay dos sin tres..)

cuando un tonto coge una linde, la linde se acaba y el tonto sigue...

en este caso, la linde es el tema semanal que nos ocupa y el tonto...bueno, pues todos tenemos un poco de eso en cierta manera, así que ejerzamos los dos asuntos, el de la linde y el del tonto...porque solo ellos (los tontos) creen en la amistad verdadera, que es la linde a la que deberíamos aspirar en nuestros días, entre otras muchas cosas, of course.

en efecto, la amistad tiene dos caras (como casi todo en esta vida) y, ya que el amigo botox o el jabón o el petazeta nos hacen dudar de las relaciones fraternales, hay otros que hacen que sigamos creyendo en que hay vida ahí fuera y no precisamente extraterrestre...

-el amigo frank sinatra
este tipo es el que siempre está. por muchos años que pasen, por muchas versiones que hagas con y de tu vida...nunca pasa de moda...ahí le verás sonando con su "my way" de confianza y así seguirá, convertido en energía y enlazado a ti en el aire, en un árbol o en cualquier soporte físico o abstracto cuando ya os hayais ido de este lugar llamado tierra para pasar a otro del cual no sabemos su nombre.

-el amigo cadeneta
es aquel que hace ganchillo contigo como hilo, es como la abuela que te hace una colcha de mil colores mientras te ve crecer...con la ilusión de que una vez ella haya pasado a mejor vida (o a ninguna, vete tu a saber), su niña siga con el recuerdo cálido de sus puntadas, hechas en diferentes tonos.
el amigo cadeneta hace networking con otros colores, que son personas interconectadas a tu imagen a través de su ganchillo, y todos se reunen en una sola persona, que es la abuela y su trabajo de años para dejarte un futuro de menos de seis grados de separación con el resto del mundo.

-el amigo matrimonio arnolfini
aquel, en definitiva, por el que no pasan los marcos, da igual la moldura que se le coloque. siempre reflejará en su espejo el fondo de tu realidad, que es la de dos personas enmarcadas mientras se dan la mano aunque haya mil detalles, buenos o menos agradables, por descifrar a su alrededor y, en definitiva, sean inmutables...igual que la ley de la gravedad...

y que mejor para terminar que él, cantando a su manera...sinatra, siempre...

besos y abrazos

3 comentarios:

tania dijo...

El amigo matrimonio arnolfini?.. jaja.. esto solo se le ocurre a la sinfo.. pues con este cuadro siempre me viene a la memoria mi profe de arte de instituto, que fue algo así como la persona por la que estudié arte.. el origen de todo vamos.. tenia una fuerza increible esa mujer.. y el caso es que siempre contaba que una vez, viendo este cuadro, se quiso acercar tanto para ver los detalles que perdió el equilibrio y Zas!.. por no caer se acabó apoyando en el cuadro con la mano e imagina la que se armó por allí.. jeje... un cuadro increible sin duda..

Estos amigos me gustan más que los de ayer :D

Besitos guapaa!!

C&A dijo...

yo soy el último, jeje

sinfonía agridulce dijo...

-tania: el matrimonio arnolfini, q gran desmayo cuando lo vi así, sin pensar...

-c&a: pues yo no sé cual soy :)

bss