lunes, 3 de mayo de 2010

Evidencias, sorpresas y cuadros impresionistas

La evidencia es un cuadro impresionista colocado detrás de una cortina transparente.

Los colores traspasan la fina tela como los pitones de Navegante a la carne de José Tomás, y entonces piensa una qué significado pueda tener una verdad disfrazada con el velo de las vírgenes.

Entonces aparece la sorpresa.

Ésta no deja de ser la posibilidad de que, por mucho que la intensidad de los colores traspase la cortina, el cuadro quede siempre escondido, detrás....

1 comentario:

sinfonía agridulce dijo...

Dedicado, en la cercanía...