martes, 15 de julio de 2008

el cajero servired, que tiene alma de actor de cine mudo, está contento con su status de estatua..

el cajero servired de la esquina está contento con su status de estatua porque, en el fondo, tiene alma de actor de cine mudo.

en realidad, no ve su vida como servired para siempre sino que espera que algún magnate llegue a un acuerdo con su banco y sus teclas suban hacia el escalón de visa, 4b o mastercard, características que el resto de los cajeros tienen menos él, por alguna extraña razón.

de esta manera podrá ser visto a través de unas gafas de prada, su pared rozada por unos manolos o simplemente ser higienizado convenientemente porque a los que tienen/poseen (en la amplia acepción de la palabra) no les gusta tocar teclas sucias ni con polvo en la pantalla.

a veces sueña con alojar en su portal a algún actor fracasado a quien escuchar declamar en sueños la obra que nunca llegó a estrenar o a un directivo de prestigio que se dió a la bebida cuando su mujer le abandonó y se llevó, por supuesto, a sus hijos...hay gente que necesita gente al lado por obligación, vivir consigo mismos les supone un handicap tan grande como las barreras arquitectónicas a los minusválidos.

el cajero servired se ríe del público que forma meandros a su alrededor, que también lo tiene, cuando un sábado noche niega con la pantalla a todo aquel que se acerque a partir de la hora en la que los billetes se han acabado y disfruta cuando en el 4b de enfrente el abonado a las copas quiere hacer escupir a su vecino futuras borracheras, pero eso nunca pasa sin previa comisión que casi siempre hace torcer los gestos.

el cajero servired, en realidad, tampoco quiere ser un habitante de la milla de oro pues es un poco quinqui, sino que lo que en realidad le molaría sería estar en el centro de la segunda planta de un centro comercial, al lado de un cine o de zara...

...para todo lo demás...



abrazos

3 comentarios:

Louise dijo...

Como me mola este anuncio!!!! ;-p.

Besitos.

tania dijo...

Haberlas hailas.. las personas q no saben estar solas y por eso comparten su vida por obligación con quien sea que se precie.. algo así como darle la vuelta al dicho y más vale estar mal acompañado que en soledad...

Buena oda la que le has hecho al cajero.. a ver si te regala un billetito extra, jeje..

vease, un besote mozalbeta ;)

sinfonía agridulce dijo...

-taÑa: el cajero a veces ni regala el recibo de cuanto te queda en la cuenta, por ahorrar papel, por pereza o pq está durmiendo la siesta...de todo hay pequeña taña :)

-louise: menos mal q no uso tanto la mastercard como repito este anuncio en mi pc, q sino me cobrarían comisión :)) aaaaahhh, aahhh, aaaahh ahhhh ahhh... aaaaaah, aaaaaahhhhh, aaahhh ahhhh ahhhhhhh...tiririrí-ririririrí...jeje...

bsines